TRAS LOS RASTROS DEL ORO LÍQUIDO

Esta serie contiene tres capítulos acerca del contrabando de gasolina en La Guajira. Se destaca por el gran entusiasmo periodístico y la búsqueda de fuentes a lo largo del departamento.

El contrabando de gasolina en La Guajira es tan complejo como evidente e incontrolable, de tal manera que a la hora de tanquear el carro lo que está explícitamente prohibido se vuelve socialmente aceptado.   Si usted está conduciendo por las carreteras de La Guajira debe procurar la atención sobre la vía. Como huyendo de la muerte, pero llevándola consigo a cuestas, puede encontrarse con carros de viejos modelos que van cargados de combustible en canecas, pimpinas y recipientes adaptados a la infraestructura del automóvil, corriendo a más de cien kilómetros por hora para intentar un rápido desembarco evitando a las autoridades y, así, volver por más. La cadena del mercado ilegal del combustible en el departamento tiene varias fases, todas ellas amparadas en la justificación de que ante la falta de oportunidades laborales no hay más opción que trabajar informalmente con el “oro líquido”.  


Los camiones cisterna vienen cargados, incluso en contenedores anexos al gran tanque, desde Venezuela, donde el costo de la gasolina es inferior al del agua. En parajes aledaños a las carreteras, a un lado pero no suficientemente ocultos, se transfieren los galones del hidrocarburo con el método boca-manguera-recipiente.  


Los transportadores o bachaqueros son quienes tienen la misión más peligrosa a cargo. A toda costa deben evitar que la mercancía caiga en manos de la Policía, labor que la mayor de las veces debe ser inyectada de velocidades suicidas con la carga oleosa como compañía en la vía. No en vano a los grupos de bachaqueros les llaman Caravanas de la Muerte.  


En el último eslabón de la cadena, cientos de vendedores a orilla de carretera proveen del combustible a todos cuantos tengan un medio de transporte en el departamento, y de esa categoría de clientes no se excluye absolutamente nadie en la sociedad guajira, desde civiles hasta políticos y funcionarios de las fuerzas públicas. El contrabando de gasolina es de un entramado tal que esta contradicción no sorprende a nadie.


¿Cómo entender una problemática de tal magnitud? ¿Se avisora alguna solución a futuro? La serie Tras los Rastros del Oro Líquido busca brindar un panorama desde múltiples ángulos, dejando sobre la mesa algunas posibilidades para paliar este fenómeno mercantil que ha sembrado de cruces en fuego las carreteras de La Guajira.

Ésta es una coproducción de las siguientes emisoras y realizadores:


• Fiesta Estéreo (Barrancas) – Fabián Rudas

• La Voz de la Ranchería (Distracción) – Dickerson Camargo

• Viva FM (Villanueva) – Edinson Junior de la Hoz