La paz, de la onda sonora a la acción

Entre notas y cantos se construye la paz

La música es un lenguaje por excelencia, un lenguaje de grandes cargas expresivas que nos permite evidenciar diferentes emociones y sentimientos; y que hoy por hoy demuestra también opiniones y actitudes, pero también realidades sociales.

 

La música como otros escenarios del arte y la cultura nos permite construir paz y a su vez se convierte en un vehículo que transforma realidades. ¡La música es parte de nuestra vida!, La red de escuelas de Formación musical de Pasto, ha hecho de la música un proyecto que trasforma vidas. 

 

Los hinchas del Deportivo Pasto no solo son barras bravas

Cuando buscamos  crear escenarios de convivencia, hay que partir necesariamente de reconocer que nuestra sociedad es muy desigual; muchos jóvenes son marginados y estigmatizados por diferentes razones.  Frente a las mal llamadas barras bravas del Deportivo Pasto, estos jóvenes han encontrado un espacio de existencia y de expresión ante la sociedad, a través de su apasionamiento profundo por su equipo de fútbol, pero también porque llevan a cabo verdaderos procesos de incidencia social y construcción de paz y país. 

Desde las tres tulpas los mayores tejen la historia de nuestro pueblo

“La historia de nuestros mayores se cuenta de generación en generación, día a día en el fogón y en las mingas. Para la pervivencia de su tradición y nuestras costumbres en el territorio. A través de la historia nuestra comunidad ha conservado los mitos, leyendas y sabiduría de nuestros ancestros para vivir en armonía con los espíritus de la madre la madre tierra”.

 

El pueblo indígena Awá del Departamento de Nariño esta en inminente riesgo. La violencia, el conflicto armado y diversos actores de la guerra han hecho presencia en este territorio por periodos prolongados, dejando serias secuelas en la población, sin embargo llevar a cabo procesos de fortalecimiento de la identidad y la cultura han permitido el empoderamiento para  la pervivencia y defensa del territorio. 

GRANDES SANADORES DE LA MONTAÑA

“Colombia es un país multicultural, y esa pluralidad, se expresa en la cotidianidad de sus pueblos. Para nosotros la medicina  tradicional, es una de las formas de reconocernos diversos, y de fortalecer nuestra identidad y pensamiento propio; nuestros mayores nos han enseñado a  seguirla  practicando en el territorio, pues ellos dicen que esta es una forma de sabiduría popular, que necesita salvaguardarse”. La medicina Tradicional del pueblo Awá del Municipio de Ricaurte departamento de Nariño, se constituye como una expresión de la cultura identitaria de este pueblo, pero además es la suma de saberes y técnicas aprendidas en el seno de la cotidianidad indígena. En las comunidades originarias, como esta, posee una posición igual a la de la medicina convencional.

Soy Pastuso

El sello distintivo de los pastusos, no solo está ligado a nuestro acento, ni a ese dialecto particular lleno de palabras jocosas; nace del entramado de un sin número de elementos en donde la  etnicidad, la religión, las localidades, la percepción del mundo entre otras están ligadas profundamente al arraigo que tenemos los pastusos hacia nuestro pueblo; pero también están estrechamente asociadas  a nuestra historia, esa historia que auto desconocemos, pero que ha marcado a San Juan de Pasto como un pueblo de nobleza y lealtad habitual. 

POR LAS ESQUINAS DE MI CIUDAD

Las esquinas de San juan de pasto, como muchas esquinas de cualquier ciudad del país, se han convertido en espacios de encuentro y asociación, que no por darse fuera de los límites del estatus social tienen menos seriedad que otros espacios. En estos espacios se debate, se comparte entre iguales, jóvenes que comparten en ocasiones las mismas necesidades, las mismas expectativas los gustos parecidos; caminando por estas calles el encuentro con estos personajes, los chicos del bus lo que cantan hip hop, descubrimos que esta cultura es muy amplia y que detrás de estos jóvenes de grandes ropas se esconden iniciativas fuertes de construcción de paz.  

LOS GUAGUAS QUILLA HEREDEROS DEL PLANETA CON NARIZ DE LUNA

Para llegar a la Laguna de La Cocha se viaja por carretera pavimentada (25 Km.) desde Pasto hasta el Corregimiento de El Encano, este territorio que guarda maravillosos e importantes nacimientos de agua, bosques secundarios y diversas especies de flora y fauna, no siempre fue apacible.  Tiempos de tensión y de miedo marcaron la historia de este territorio, el conflicto armado hizo fuerte presencia aquí; sin embargo el valor de las comunidades, su arraigo a las raíces culturales, la espiritualidad y la pacha mama fueron determinantes para reconstruir en minga la paz y la convivencia.    

EN NARIÑO, SI NO SE CANTA SE HACEN GUITARRAS

Es cierto que la labor del campo es ardua, cotidiana y sin importar el clima o las condiciones del territorio, los campesinos de Nariño entregan toda su habilidad a largas jornadas. Así se ha hecho siempre, labores heredadas por costumbre y tradición  de generación en generación. Mientras se labra la tierra, ahí entre cultivos y montañas, surge la principal fuente de alimento de eso que llamamos música campesina, Si, aquí nace la inspiración de muchas melodías. El trabajo del campo, las mujeres campesinas, los fiestas patronales, la morada, esta morada al sur ha sido el sentimiento que mueve originales canciones, que igualmente son interpretadas por los mismos artífices del campo…caminando en búsqueda de exponentes de la música campesina de mi región, el encuentro con la Guanga de Mocondido, fue sin lugar a dudas un momento de encuentro con nuestras raíces campesinas, con ese San Juan de Pasto rural, que teje historias y canciones al pie del Galeras.