UNA IMAGEN, MIL HISTORIAS

Recorrer las calles de Pasto e intentar escudriñar en su pasado requiere vivir realmente la experiencia de caminar, apartartando sonidos abrumadores y observando más allá de fachadas con publicidad.


Caminar por las calles de Pasto e intentar escudriñar en su pasado requiere vivir realmente la experiencia de caminar; de no dejarse llevar por los sonidos que vienen de todas partes; de observar más allá de letreros y las fachadas atiborradas de publicidad, descuentos y promociones; requiere ese propósito olvidado de hacer un alto en el camino; proseguir y sentir que habitas un Pasto viejo, un pueblito lleno de historias, de calles, plazas o casas que siempre tienen algo que contar.

La prisión de Antonio Nariño


Antonio Nariño pasó por Pasto con pena y gloria; en un principio, porque iba a ser fusilado, después por ser prisionero y, finalmente, por convertirse en un personaje que marcó la historia de tal forma que le dio a nuestro departamento el nombre que tiene.


Casona Taminango


Hoy, es una gran construcción, un museo y un espacio para mantener y desarrollar la cultura nariñense. Ayer, una vieja construcción, quizá la más antigua de Pasto, llena de historias, personajes y anécdotas dignas de contar.

Parque Nariño


Es un lugar, un testigo de cerca de cinco siglos de historia y un punto de encuentro de la vida cotidiana. Bautizado de muchas maneras y que ha padecido irremediables cambios, el parque Nariño es otro personaje de Pasto que también tiene su propia historia.


Parque de San Andrés


El otro centro de Pasto. Al igual que el Parque Nariño, es un escenario que cuenta gran parte de la vida y la historia de nuestro departamento, pero que no ha tenido la misma suerte de ser reconocido y valorado como tal, porque el Parque de San Andrés es un lugar resignado al olvido.


MURO DIGITAL: UNA IMAGEN, MIL HISTORIAS

Colectivo de comunicación Radio Universidad de Nariño