NARRA LA FRONTERA: PUTUMAYO

Narra la frontera reúne cincuenta relatos que revelan quiénes son, cómo viven y cómo se relacionan las familias con las fronteras colombianas. Son narraciones que a través del lenguaje literario de la crónica y la sonoridad de la radio hacen  un retrato de las madres, padres, niños y abuelos que a diario tejen los límites del territorio colombiano.           

 

Estas cincuenta crónicas son relatadas directamente por creadores de contenido que habitan la frontera. Todos ellos caminan las calles de sus municipios, algunos atraviesan las fronteras,  otros se adentran en sus plazas, se dejan llevar por las charlas de esquina, se sumergen en la memoria de sus abuelos para encontrar relatos en los que se refleje el pasado, el presente y el futuro de las familias y de sus regiones. 

 

Esta serie es fruto de la alianza entre el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del  Programa Plan Fronteras para la Prosperidad y de la Dirección de Comunicaciones del Ministerio de Cultura a través del Proyecto Las Fronteras Cuentan. De esta articulación surgen los talleres de narrativa multimedial, seis espacios formativos en los que se construyeron relatos sonoros y digitales  y se propusieron miradas distintas sobre las fronteras colombianas. Estos talleres se realizaron en: Puerto Caicedo (Putumayo), Cúcuta (Norte de Santander), Riohacha (La Guajira), Leticia (Amazonas), Tumaco, (Nariño), y Providencia.

 

Entonces lo invitamos a escuchar esta serie, a programar estas crónicas en las parrillas de programación de su emisora, a ingresarla al catálogo de su biblioteca, a discutirlo con sus alumnos. En suma, déjese transportar por los paisajes sonoros de las fronteras colombianas. 

 

 

Taller de Puerto Caicedo Putumayo

 

Está en sus voces la leyenda de una partera en la frontera. Unas adolescentes que se aferran a la fe en un internado de monjas. Otra de un mecánico ecuatoriano bastante amoroso o del baile de tres hermanas que hicieron un pacto eterno en medio del carnaval indígena. No es casualidad que en este grito narrativo del alto y bajo Putumayo los perfiles se inclinen por un contexto más apegado a lo social, humano: de mujeres empeñosas y personajes corajudos que, sin dudarlo demasiado, engrandecen la historia de esta frontera, muchas veces olvidada y casi invisible para el interior.

 

 

“Regresamos acá, porque nos prometimos, cuando partieron los mayores, estar en las buenas y en las malas las tres hermanas hasta la muerte”. Hermanas Cuatindioy, carnaval de Santiago.

 

 

 

EL INTERNADO: DISTINTOS ROSTROS DE UNA MISMA FAMILIA   

 

 

Por: Jazmín Revelo y Felipe Ortega

 

 

 

 

 

 

ADELA  

 

  

Por: Danny Guerrero 

 

 

 

 

 

 

 

CRESCENCIA BASTIDAS, MEMORIA VIVA DE UN TERRITORIO.   

 

  

Por: Miguel Lucero        

 

 

 

 

 

 

 

EL AMOR NO SABE DE FRONTERAS.  

 

  

Por: Arneth Perdomo  

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS HERMANAS CUATINDOY.  

 

  

Por: Jazmín Revelo y Felipe Ortega 

 

 

 

 

 

 

 

 

 GOBERNANDO EN PUEBLO AJENO 

 

  

Por:  Eyver Martínez 

 

 

 

 

 

 

 

RETRATO DE UNA LUCHA FAMILIAR. 

 

  

Por: Julián Bolaños